martes, 8 de septiembre de 2009

MANOS AL FUEGO


Sorprendido vi y escuché la entrevista que le hicieron en un canal de TV, a Lourdes, quedé estupefacto, cuando inteligentemente, luego que la habían “medido”, tanto en su motivación, cargada de compromiso afectivo, expuesto con excesiva emoción; y, salió la pregunta de la experiencia para quien por su inteligencia y recorrido se da cuenta y lanzándola a sabiendas que haría daño. Siempre hay que medir la ironía, escuchar del periodismo, no lo que dicen, sino principalmente lo que no dicen, allí reside el fondo de una intención, Lourdes no supo leer.
La pregunta: “¿Ud. Metería las manos al fuego por el Sr. Catagno?”, luego de un balbuceo, como buscando un refugio, vio que había sido demasiado entregada, excesivamente dada y no le quedo mas que contestar “si lo haría” y entregó todo.

¡Qué agradecida y espíritu grande es Lourdes!, pero en este mundo y con estos habitantes, hay que desconfiar y poder decir “meteré mis manos profesionales”, por ejemplo, pero no las de tu alma y espíritu, la de tu conciencia y moralidad, creo que casi por nadie querida amiga, y a lo mejor ni por la propia madre, no se por quien mas, los hermanos te dan cuñadas, las hermanas también y como serán ellos. Sobro ansiedad y faltó prudencia y por ello debiste de dejar que te pregunten primero, tu habrías sabido desvirtuarlos, si era lo que querías y luego te “despachabas”. Bueno le tengo aprecio y lamento las malas formas, soberbia, vanidad y una actitud de encarnación o propiedad de las libertades de expresión, pensamiento y prensa, de las que solo son administradores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada